boxBannerCont.php

Con estos deliciosos smoothies ¡evitarás la caída de tu pelo!

Arturo Marló

Lunes 11 de septiembre de 2017

La calvicie cada vez es más común tanto en hombres como en mujeres. Sin embargo, te sorprenderá saber que existen alimentos ricos en vitaminas, selenio y zinc con los que podrás olvidarte de este problema. Lo mejor es que puedes consumirlos en deliciosos licuados.

Aguacate y ortiga

Dicho fruto está especialmente recomendado para quienes tienen el cabello seco, ya que le aporta grasas saludables desde el interior. Además, su sabor y su cremosidad nos permitirán combinarlo con un puñado de ortigas frescas, las cuales previenen la caída del cabello, pero también son muy efectivas para los folículos débiles, grasos o con caspa.

Prepáralo con:

1/2 aguacate

Un puñado de ortigas frescas

1/2 vaso de agua o jugo

Un poco de miel (opcional)

Manzana, avellana y aceite de girasol

Esta fruta es rica en selenio, entre muchas otras vitaminas y minerales; mientras que la avellana contiene biotina, un nutriente que incluyen incluso muchos champúes y tratamientos capilares. Finalmente, el aceite de girasol tiene ácido linoleico, que es fundamental para una cabellera brillante y sana.

Prepáralo con: 

Una manzana verde con cáscara

De ocho a diez avellanas molidas y puestas en remojo en medio vaso de agua (también podemos usar leche de avellanas, de venta en algunas tiendas dietéticas)

Una cucharada sopera de aceite de girasol

Avenas, higos y levadura de cerveza 

Este cereal es ideal para la caída del cabello, gracias a su contenido en vitaminas del grupo B. Lo combinaremos con los higos frescos o secos, que son ricos en zinc y le darán dulzor al batido. Finalmente, la levadura de cerveza es el suplemento natural ideal para cualquier problema del cabello o la piel.

Prepáralo con: 

Una cucharada de avena cocida durante dos minutos en un vaso de agua (incluiremos el agua del cocimiento) o bien un vaso de bebida de avena

Dos higos frescos o secos (si son secos los pondremos unas horas en remojo)

Una cucharada sopera rasa de levadura de cerveza en polvo

Ahora ya lo sabes, seas hombre o mujer no tienes pretexto…

¡Olvídate de la caída del pelo!