boxBannerCont.php

El rey león ¡Ruge con fuerza!

Soraya Villanueva

Viernes 24 de abril de 2015

El 8 de mayo se estrena la obra de teatro

Apenas comienzo a descender las escaleras del Teatro Telcel y a mi mente viene la historia de Simba, un pequeño león con el que muchos crecimos gracias a Disney. Y es que en el lugar ya trabajan desde muy temprano para detallar cada elemento que figurará en El rey león, el musical, espectáculo que ha recorrido diferentes partes del mundo, incluido Broadway.

Máscaras, figuras de animales de la selva, así como coloridos penachos, son algunos de los elementos que alcanzo a mirar mientras me dirijo a la sala donde ya nos esperan Fela Domínguez, Carlos Rivera y Flavio Medina, quienes dan vida a Nala, Simba y Scar, respectivamente.

Cada uno platicó de manera individual con EstiloDF para recordar a Simba, el sucesor del trono en la selva, así como de su contrincante Scar, y a Nala, otro de los personajes principales en esta historia.

Entre música proveniente del otro lado del salón y con los actos que conforman el musical impreso en la pared, cada uno confesó cuál ha sido su mayor reto al ser parte de este montaje que habla sobre el ciclo de la vida

La gente empezará a disfrutar de esta puesta a partir de su estreno el 8 mayo, y todos los viernes a las 23:30, sábados 13:00 y domingos 13:00 horas.

Carlos Rivera

¿Cómo te sientes de encarnar nuevamente a Simba?

Estoy agradecido con la vida por darme la oportunidad de repetir algo que fue tan bonito para mí. Son experiencias únicas e irrepetibles, y ahora hacerlo en mi país es maravilloso, es un gran regalo. Estoy orgulloso de ver el trabajo que se está haciendo, conozco la obra y sé todo lo que implica, los veo y me sorprende su capacidad. Obviamente cada uno ha sido elegido por las personas que seleccionan a los integrantes de cada país.

¿Aún recuerdas las coreografías?

Sí, me acordé de todo, desde lo que debo hacer hasta dónde debo estar. La mente lo tenía grabado, mi cuerpo estaba oxidado, pero ya lo desempolvé. Dejé de hacerlo dos años y ahora que regreso a estos movimientos de Simba es algo único y especial. Estoy volviendo a tomar condición para bailar, actuar y cantar en niveles altos, fuera de lo normal, porque no es lo mismo que hacer ejercicio, eso lo hago, pero mi participación aquí es diferente, no es una condición física que haga en mi vida diaria.

La máscara se vuelve una extensión de tu cuerpo, ¿no?

Sí, todos cambiamos el centro de nuestro cuerpo, del ombligo lo subimos al pecho, porque tenemos una extensión de varios centímetros de máscara, y el cuerpo se debe mover desde ese centro que es antinatural para nosotros. Me gusta porque eso tiene una energía desbocada que nos hace crecer actoralmente.

¿Qué es lo que más disfrutas de tu personaje?

De Simba me gusta lo que me corresponde en su faceta de adulto. Me toca una parte muy divertida primero y luego una fuerte cuando él se convierte en el rey. Siempre me emocionó hacerlo en España, y ahora más. Me encanta el momento en el que tiene esa templanza de decir ésta es mi gente y mi reino; amo el cómo convive con cada uno de los personajes. Es una obra muy emotiva, siempre me conmueve.

¿Cuál fue tu primer acercamiento con El rey león?

Mi historia con El rey león es muy fuerte. La vi por primera vez a los ocho años y desde ahí se convirtió en mi película favorita; después, cuando tuve chance de comprar un CD con mi propio dinero, fue un karaoke con temas de ésta. Más adelante, cuando ingresé a La Academia pedí cantar un tema de la cinta, y fue con la que gané. Ni siquiera imaginé que siete años después estaría haciendo el personaje en España y ahora en mi país. Es una historia que me ha perseguido en mi vida. Me encanta la parte en la que Simba habla con su papá; la otra parte es al final, donde él se convierte en rey.

¿Qué pasará con tu carrera musical?

Cerré mi gira en diferentes partes de la República para dedicarme completamente a esto, aunque ya empecé a grabar un nuevo disco. Es a lo que me dedico en mis días libres y espero que esté listo a fines de año.

Fela Domínguez

¿Cómo describirías tu participación en este musical?

Es un sueño hecho realidad, es la experiencia más grandiosa que hasta ahora me ha pasado. Llevamos algunas semanas de ensayo y ha sido el más grande aprendizaje. Estamos impresionados por la dimensión de la obra. Estoy muy feliz, son oportunidades que no llegan dos veces en la vida. Es mi primera vez en un musical y estoy como esponja, aprendiendo de todos.

¿Cómo llegaste a los castings?

La directora de castings había visto mi perfil en Internet, me llamó y fui. Empecé a pasar y pasar los castings; vinieron los creativos de Broadway y en las penúltimas decía: “¡Quiero el papel!”. Me enamoré y ahora que estoy aquí es hermoso.

¿Estás feliz de interpretar a Nala?

A Nala todos la recordamos. Es la parte femenina de la película. Es un personaje fuerte y valiente que hace sacrificios por su familia. A mí me cautivó, y más ahora que estoy en la historia real. Llego a casa y pienso que soy Nala, no Fela. Mi actividad corporal y la forma de cantar son muy fuertes, y me ha enseñado bastante, amo a Nala.

Nunca habías actuado antes, pero sí cantado, ¿el canto es tu fuerte?

Es curioso, nunca había tenido la oportunidad de ser alguien más, pero ahora que debo meterme de lleno a cantar, actuar y bailar, el canto es la parte que más me está costando trabajo, porque estoy acostumbrada a cantar con micrófono y aquí es diferente, la potencia cambia; siempre hay que estar un paso adelante de lo que se te pide. La actuación me está encantando, y tener a Flavio a mi lado y que fluya todo es mucho mejor, me hacen exigirme. Carlos me ha ayudado mucho con las coreografías y mis dudas, él me da confianza; todos aprendemos de todos.

Han de tener bien calculado cada centímetro donde pisan al ser un musical con un gran elenco…

¡Sí!, cada centímetro está medido, hay círculos y marcas en el piso porque de repente en la estampida si te mueves de más te pisan o caes, aquí debes ser excelente. Mi máscara es la menos pesada, sin embargo, debo moverme como un león; el vestuario se convierte en una extensión mía, no sólo es ver la máscara o nuestra cara, sino ambos elementos. Ensayamos viéndonos al espejo para ver que cada movimiento sea natural, no ha sido fácil, ¡ve mis ojeras naturales!, jajaja. Está valiendo la pena cada segundo.

Y en la parte física, ¿qué tanta condición se requiere?

¡Yo pensé que hacía ejercicio hasta que entré aquí! Me imaginé algo y no, son posiciones y movimientos que nunca había hecho, son posiciones de ballet donde todos salimos con un dolor de pompa impresionante, pero se va quitando. Tenemos un fisioterapeuta que nos dice cómo fortalecer las piernas; además cambié mi alimentación, como cada dos horas, eso sí, cosas sanas siempre. Todo me está gustando, no flojeo nunca.

En este momento, ¿qué recuerdo viene a tu mente de El rey león?

Lo que más tengo en mi cabeza es cuando Timón y Pumba llegan con Simba niño y tienen hambre. Llegan y abren el tronco y comen insectos. Siempre de niña me imaginé que sabían deliciosos. Para mí El rey león fue todo en mi infancia, pero esa parte en particular marcó mi vida porque siempre he sido amante de los insectos, y cuando la vi me dio risa porque el día que lo pude probar vomité y no era como pensaba, jajaja.

Flavio Medina

¿Qué te gusta de formar parte de El rey león?

Me siento privilegiado de ser parte de un proyecto que ha rolado por todo el mundo y con el cual la gente se identifica. El público conecta con lo que habla la obra y su mensaje. Si estamos aquí es gracias al ciclo de la vida, es lo que maneja esta historia y hace a las personas entrar en un mundo espiritual, ya que nos presenta el derrocamiento de un imperio y la lucha de un pueblo. El elenco y la revoltura de culturas son geniales.

¿Cuándo percibiste ese mensaje?

Cuando vi la obra de teatro en Broadway. Sentado como espectador me tocó y conecté, se me hizo un nudo en la garganta. Y aunque pude verla en otro país y sabía a lo que me iba a enfrentar cuando se presentó la oportunidad de formar parte de ella, no fue hasta que realmente empecé a ensayar cuando supe realmente lo que era formar parte de un musical tan enorme como éste y a lo que me enfrentaba.

¿Qué es lo más complejo de tu vestuario?

Scar tiene un vestuario que pesa 15 kilos, tiene un mecanismo que por control remoto mueve la máscara; evidentemente debe haber una conexión absoluta y difícil porque tus ojos se convierten en los de la máscara. Los primeros días lo sentía complicadísimo, pero algo sucede que sin querer reaccionas y las miradas se sincronizan. Es muy interesante, pero es un trabajo arduo por una jaula que trae mi personaje, un pantalón pesado, el mecanismo y todo lo demás que traigo encima. Todos los días hay calentamientos, pruebas de maquillaje y vestuario. Ya está todo, ahora es seguir trabajando hasta lograr la perfección.

¿Cuál es la mejor parte de interpretar a un villano?

Al representar a un villano existe la posibilidad de sacar a la luz la parte que tenemos oculta. Por naturaleza todos tenemos matices, nos despertamos y vivimos en una neurosis que nos hace pelear. Entonces cuando eres actor y tu papel es de villano, sacas toda la basura acumulada y haces esas cosas que no te atreves en la vida real.

¿Qué recuerdo tienes de El rey león?

Desde la primera vez que vi la película fue fascinante, pero al ver la obra de teatro quedé maravillado. Con toda sinceridad, siempre que voy a ver una obra de teatro me visualizo en ciertos personajes, y con El rey león no me pasó, pero sí me enamoré de Timón y Pumba; jamás imaginé que estuviera ahorita platicando de esto contigo y fuese a interpretar a Scar.

 

CUESTIÓN DE ESTILO

Carlos Rivera

Sus favoritos de Disney

La bella y la bestia, El rey león, Tarzán y Aladdín.

A la hora de vestir

Prefiere unos jeans, una camisa a cuadros, un jersey de cuello “v” y una jacket. Es embajador de Adolfo Domínguez y ama verse new classic.

 

Fela Domínguez

Sus favoritos de Disney

Pocahontas y La princesa y el sapo.

A la hora de vestir

Adora vestirse casual y usar flats con estampados llamativos; sus favoritos son los de Adolfo Domínguez. Siempre usa playeras holgadas y jeans deslavados.

 

Flavio Medina

Sus favoritas de Disney

101 Dálmatas.

A la hora de vestir

Se considera fachoso, pero atrevido para usar ropa juvenil.

 

FRASES

“Estoy agradecido con la vida por darme la oportunidad de repetir algo que fue tan bonito para mí. Son experiencias únicas e irrepetibles, y ahora hacerlo en mi país es maravilloso, es un gran regalo”  Carlos

 

“Es un sueño hecho realidad, es la experiencia  más grandiosa que hasta ahora me ha pasado” Fela

 

“Desde la primera vez que vi la película fue fascinante, pero al ver la obra de teatro quedé maravillado” Flavio