Prepara en casa tu lip balm para ¡labios altamente besables!

Por el cambio de clima, el uso del cubrebocas o por malos hábitos de no beber suficiente agua al día, tus labios gritan «¡ayuda!»

por: Victoria Martínez Enríquez

5 julio, 2021

Prepara en casa tu lip balm para ¡labios altamente besables!

Tal y como sucede con otras partes de tu cuerpo, la piel de tus labios también tiene su ciclo de vida y sus cuidados especiales. Mantenerte hidratada ayudará a que conserven su firmeza, color e incluso suavidad. Para restaurarlos y llevar en tu bolso un bálsamo adecuado, te compartimos tres recetas top.

QUE LUZCAN AL NATURAL

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 2 cucharadas de manteca de cacao
  • 1 cucharada de cera de abeja
  • 2 cucharadas de aceite de almendras
  • 10 gotas de aceite esencial de lima

Preparación:
En baño María y con movimientos envolventes constantes, calienta el aceite de coco, la manteca de cacao, la cera de abeja y el aceite de almendras. Aparta del fuego y deja enfriar. En tibio, agrega el aceite esencial de lima. Coloca la mezcla en un pequeño envase y deja reposar para que se enfríe. Su duración es de un trimestre.

PARA SUAVIDAD Y RELAJACIÓN

Ingredientes:

  • 8 gotas de aceite de menta
  • 2 cucharadas de aceite de almendras
  • 1 cucharada de cera de abeja
  • Ralladura de labial en tu tono favorito

Preparación:

En un recipiente coloca el aceite de almendras y la cera de abeja. Calienta destapado en baño María hasta que se derrita. Agrega al final el aceite de menta y revuelve. Por último, mezcla la ralladura hasta conseguir el tono deseado. Vierte en los botes de lip balm y reposa durante dos horas para que endurezca. No abuses de la menta para que tus labios estén frescos, pero no cuarteados.

SIN LABIOS PARTIDOS

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de azúcar morena
  • 1/2 cucharada de aceite de oliva
  • 1/2 cucharada de miel
  • 1/2 cucharadita de canela molida

Preparación:
En baño María derrite poco a poco el azúcar morena con el aceite. Cuando esté caliente suma la miel y por último la canela. Revisa que todo se integre correctamente, llena tu envase a usar, deja enfriar y listo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por KIWA BALMS (@kiwa_balms)