Santa Claus tiene su casa de descanso en México, ¡conócela!

En Tlalpujahua, Michoacán, todo el año es Navidad, aquí te decimos qué encontrarás y cuándo debes acudir

por: Victoria Martínez Enríquez

28 agosto, 2021

Santa Claus tiene su casa de descanso en México, ¡conócela!

Estamos en la recta final del año, sólo nos falta un pozole, pan de muerto y aterrizamos directo en la ensalada de manzana, sin embargo, hay quienes ya no aguantan las ganas de que llegue Navidad, y si es tu caso te tenemos la solución: Tlalpujahua, Michoacán.

¡Así es! Descubrimos que Santa también es de esos adultos mayores que cuando tienen un poco de tiempo libre habitan en su casa de descanso, y resulta que el más querido por los niños del mundo hace su reposo nada menos que en México, en un lugar donde literalmente es Navidad todo el año.

Considerado en la lista de Pueblos Mágicos, este rincón de Michoacán es uno de los mayores fabricantes de esferas, y su prestigio lo coloca entre los mejores cinco productores de vidrio soplado a nivel global, un trabajo totalmente artesanal que adorna nuestros pinos de fin de año.

El pueblo tiene como base económica estos adornos, por lo que sin importar la fecha del año en que acudas, encontrarás un sinnúmero de fábricas que se hacen llamar los talleres de Santa, debido a que la Navidad aquí no para y los duendes trabajan todos los meses entre foquitos de colores y un ambiente único.

La Casa de Santa Claus, por ejemplo, es una de las fábricas más grandes de esferas, con un total de 500 artesanos que hacen que sobreviva la tradición. Y ya entrados en el tema navideño, en el municipio también hay una callejuela llamada la Villa de Santa Claus, donde tendrás un spot híper instagrameable con casitas cuyo techo es de dos aguas, todas llenas de color, y en cuyo interior hay una gran exhibición navideña.

Si planeas tu visita, considera que de la Ciudad de México a Tlalpujahua el camino es de tres horas en auto, y bien puede ser un destino intermedio, ya que de ahí a San Miguel de Allende son sólo otras tres horas. 

En las calles empedradas de Tlalpujahua hay muchas otras actividades; además de ver las artesanías y los elementos decorativos para fin de año, también hay tesoros de arquitectura prehispánica, espacios boscosos con pinos y abetos, así como el Parque Nacional Rayón, también conocido como Campo del Gallo, donde se ofrecen canotaje, ciclismo, senderismo y hasta pesca, ya que el pueblo cuenta con su presa Brockman. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por hanna olvera (@hannaaa._.oh)

El nombre del lugar parecería un poco rebuscado, y es que viene del náhuatl “talli” que se significa tierra, y “poxohuac” que se traduce como esponja, de ahí que Tlalpujahua sea “tierra esponjosa”, habitada por mazahuas que en su momento se acostumbraron a la bonanza porque vivían de la explotación de oro y plata de las minas, que se inundaron en 1937.

En este lugar nació Ignacio López Rayón, secretario del cura Miguel Hidalgo, por lo que su casa es también un museo histórico que debes conocer, claramente después de disfrutar la gastronomía local que incluye: barbacoa, corundas, uchepos, fruta cristalizada, pan de pueblo y pulque.

Prepárate para su clima cálido, no hay que olvidar que por algo Santa Claus se siente aquí como en su casa, ya que al estar en zona de bosque, a 2 mil 600 metros sobre el mar, tiene una temperatura media de 14 grados centígrados, con lluvias en verano y otoño.

Lleva la cartera llena porque además de salir con la cajuela llena de esferas y adornos de Navidad, también encontrarás arte plumario y en popotillo, cerámica, textiles y hasta muebles rústicos.

La pregunta obligada es: ¿nos llevas?