Lorraine Schwartz, la joyera preferida de las celebridades

Nacida en Nueva York, pertenece a la tercera generación de comerciantes de diamantes y diseña para Beyoncé, Kim Kardashian y más

por: Victoria Martínez Enríquez

10 julio, 2021

Lorraine Schwartz, la joyera preferida de las celebridades

Si hay un verbo que las celebridades conjugan al pie de la letra es “brillar”, así que la joyería que utilizan marca una especie de estatus que rápidamente se contagia entre su entorno.

Lorraine Schwartz es la favorita del momento entre los famosos estadounidenses que buscan piezas de joyería fuera de lo romántico y común, y más ad-hoc a la fascinación, libertad y diversión.

Nacida en Nueva York, la orfebre es parte de la tercera generación de una familia de comerciantes de diamantes, por lo que la calidad de los engastados de sus piezas no se pone en duda.

Beyoncé, Blake Lively, Kim Kardashian y Travis Scott son sólo algunos de los que se rinden ante sus creaciones, las cuales se hacen sobre pedido, totalmente personalizadas, o se retoman de colecciones exuberantes y cotizadas.

Para los interesados en su arte, hay que decir que Lorraine tenía planeado lanzar un sitio web de sus creaciones; sin embargo, con la entrada de la pandemia decidió dejar esta parte de su negocio en pausa y dedica el espacio digital para promover el trabajo de organizaciones humanitarias.

En su tienda destacan tres colecciones, tan sólo una probadita de lo que visten algunas celebridades cuando de elegir accesorios se trata. La colección 2B Happy se compone de esferas de oro de 18k con engaste de diamantes para representar una cara feliz. Lo más asequible de esta serie es un collar que tiene un costo de 5 mil 800 dólares, algo así como 116 mil pesos mexicanos.

Para quienes creen en la protección, Lorraine tiene la colección Against Evil Eye, la favorita de sus clientes desde hace 20 años. Presume que con estas piezas las celebridades se protegen de las envidias, y para ello ocupa topacio azul y diamantes. La pieza más económica es de 3 mil 500 dólares y la más elaborada ronda los 40 mil dólares. Traducido en pesos serían 70 mil y y 800 mil pesos, respectivamente.

Dicen que las personas inteligentes son aquellas que saben en qué momento cerrar los oídos, la boca y los ojos. La representación de los “sabios” la hace esta artista con la colección Lucky Monkeys, compuesta por tres dijes de oro con diamantes. El collar básico cuesta 64 mil dólares, que en pesos mexicanos correspondería a un millón 280 mil pesos.

Si se trata de ser ostentoso, también hay que tener estilo… ¿no creen?