Ponchos deshilados, un must have del verano

Más allá del rebozo, desde Jalisco se imponen diseños modernos y atractivos con algodón orgánico trabajado en telares de antaño

por: Victoria Martínez Enríquez

8 julio, 2021

Ponchos deshilados, un must have del verano

Tras la pandemia, Karla Rodríguez perdió su trabajo y fue entonces cuando, con sus primas Alma y Esmeralda, fundó Rose Boutique, una casa de diseño en Jalisco donde dan cuenta del uso más fashion de los deshilados.

Su primera inspiración fueron las salidas de baño, donde la fundadora del proyecto sacó a flote sus conocimientos de confección que previamente había adquirido, aunque no los había puesto en práctica.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por rose_boutique (@roseb_outique1)

Su siguiente paso fue cerrar una alianza con artesanos de Zapopan, quienes poseen el telar donde inicia la magia para convertir los hilos en piezas fantásticas, todas elaboradas en algodón orgánico. “Es una moda muy noble, un trabajo 100% artesanal”, explica Karla. 

De ser un producto típico de Jalisco, la intención de la marca fue modernizarlo, por lo que dieron cuenta de creaciones propias y arriesgadas. El más vendido es su pantalón y crop top para salida de baño, seguido de un vestido con fleco a los costados o uno con cuello en V y mangas.

Los precios que manejan van de los 350 pesos por una parte alta, hasta 800 pesos por un conjunto. Poco a poco entendieron el mercado y con apenas 7 meses de apertura ya realizan envíos nacionales e internacionales. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por rose_boutique (@roseb_outique1)

“Ahora vamos por nuestra tercera temporada y sabemos que el color es muy importante. En la gama tenemos desde los vibrantes mostaza o rojo para lo que resta del verano, así como avances de otoño para quienes utilizan los deshilados en un look más casual en ciudad, que bien pueden ser un complemento encima de las blusas, y para ello tenemos caqui, tabaco y nude en la gama”.

Como parte de sus servicios, en Rose Boutique personalizan las prendas, no sólo a talla y color, también realizan fusión de sus diseños para que las clientas reciban la prenda literalmente única.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por rose_boutique (@roseb_outique1)

“Lo más padre es que son piezas fáciles de cuidar, usamos pigmentos naturales y hacemos que el proceso de creación de la prenda sea totalmente amigable con el medio ambiente. Trabajamos el color en los hilos antes de llevarlos al telar, por lo que no se destiñen; sólo debes lavarlo a mano, no exprimirlo, y colgarlo a la sombra de forma vertical”, explica la emprendedora.

Su misión, dice, es demostrar que más allá del rebozo, considerado una insignia nacional, con estos mismos procesos también se pueden crear prendas modernas y casuales, muy ad hoc a las mujeres actuales.