Vestidos de Oscar que cambiaron la alfombra roja

Conoce los looks más memorables que han desfilado por la red carpet del evento más importante de la industria del cine.

por: Claudia Reyes Perez

26 abril, 2021

Vestidos de Oscar que cambiaron la alfombra roja

Como cada año, además de estar emocionados por conocer quiénes serán los ganadores de la entrega de los premios Oscar, también esperamos siempre el maravilloso desfile de vestidos durante la alfombra roja, pues la moda y el cine siempre han tenido un especial vínculo, ya que a través de la moda y los vestidos también podemos contar historias. Es una noche de cine, pero también de moda. Y ambos establecen una unión imborrable durante la noche de los Oscar. Quizás no son los más bonitos que han pasado por la Red Carpet, pero estos 10 looks se han convertido en inolvidables.

Audrey Hepburn en Givenchy (1954)
Era indudable comenzar esta lista con la grandísima Audrey Hepburn. La actriz más famosa de todos los tiempos se convirtió (y sigue siendo) un verdadero icono del estilo gracias a su match con el diseñador (y amigo) Hubert de Givenchy.
Este vestido de encaje marfil, que Hepburn usó para aceptar su Oscar a la Mejor Actriz por Vacaciones en Roma, lo usó durante la escena final de la película y lo confeccionó la famosa diseñadora Edith Head. Sin embargo, fue Givenchy quien lo rediseñó para que Hepburn lo llevara a los premios. Fue el primer diseño de Givenchy que usó en público. La revista Time lo nombró el Mejor Oscar Bress de todos los tiempos.

Vestidos de Oscar que cambiaron la alfombra roja

Grace Kelly en Edith Head (1955)
En los Premios de la Academia de 1955, Grace Kelly lució un impresionante vestido de satén francés, usado con un abrigo de noche que hacía juego. Fue diseñado por Edith Head, el vestido fue el vestido de los Oscar más caro que jamás se había hecho, con la tela alome costando alrededor de cuatro mil dólares (treinta y cinco mil dólares en la actualidad).

Vestidos de Oscar que cambiaron la alfombra roja

Lauren Hutton en Halston (1975)

Presentadora de los 47 Premios de la Academia, Lauren Hutton eligió esta tierna creación de Halston. El vestido de gasa, con cortinas griegas y un espectro ombré pastel, complementaba a la perfección su brillo californiano de bronce. Hutton usó el vestido con un peinado y maquillaje sutiles, un embrague metálico y un cinturón dorado fino, que acentuaba su cintura, en lugar de joyas. La actriz y modelo tenía un hermoso look natural y, como Farrah Fawcett antes de ella, favorecía la simplicidad chic. Lauren Hutton es una de mis mayores inspiraciones de estilo y el mejor ejemplo de «menos es más».

Vestidos de Oscar que cambiaron la alfombra roja

Cher en Bob Mackie (1988)
Además de cantar y actuar hasta llegar a la cima, Cher siempre será recordada por sus increíbles elecciones de moda, y ninguno de ellos fue más atrevido que este vestido negro transparente del diseñador estadounidense Bob Mackie, que Cher usó cuando derrotó a Meryl Streep para ganar el Oscar a la Mejor Actriz por Moonstruck. ¿Y qué mejor manera de recibir su premio luciendo esta creación semitransparente que solo cubría el busto y la parte baja con aplicaciones de pedrería y encaje?

Vestidos de Oscar que cambiaron la alfombra roja

Gwyneth Paltrow en Ralph Lauren (1999)
Gwyneth Paltrow captó las miradas de los observadores de la moda con su vestido Ralph Lauren de tafetán de seda en los Premios de la Academia en 1999. El influyente vestido era de color rosa y tenía una falda amplia, un corpiño ajustado con tirantes finos, un escote en forma de V y una estola a juego. La actriz lo decoró con joyas de Harry Winston valoradas en 160.000 dólares, que le regalaron sus padres. Paltrow fue una ganadora en más de una forma esa noche, recogiendo el gong de Mejor Actriz por su actuación en Shakespeare in Love. Aunque algunos críticos se mostraron escépticos, el vestido es recordado como uno de los mejores vestidos de los Oscar de todos los tiempos.

Vestidos de Oscar que cambiaron la alfombra roja

Renée Zellweger en Jean Dessés (2001)
Renée Zellweger lució un diseñador relativamente desconocido para los Premios de la Academia de 2001. Este vestido de Jean Dessès amarillo canario, que Zellweger encontró en una boutique vintage, fue halagador y elegante, y distinguió a la actriz emergente por su sentido del estilo. Jean Dessès fue un diseñador de mediados de siglo conocido por vestir a miembros de la realeza y celebridades, y por ser el mentor de Valentino. Cuando Zellweger descubrió el vestido en la tienda vintage de Beverly Hills «Lily et Cie», tenía casi cincuenta años. Y, sin embargo, el vestido no había envejecido ni un día. El diseño era atemporal, y la estrella estaba emocionada por su elección: «Es viejo, encaja y me encanta», dijo.

Vestidos de Oscar que cambiaron la alfombra roja

Gisele Bündchen en Dior (2005)
Confía en Gisele Bündchen para robar el centro de atención de todas los flashes en los Oscar en 2005. Acompañando a su novio Leonardo DiCaprio, la supermodelo de Victoria’s Secret lució un voluminoso vestido blanco con bordado de lentejuelas de John Galliano para Christian Dior, lanzando una tendencia siluetas más llenas que duraron temporadas. Bündchen se veía como la diosa en el número griego de cintura imperio, lo que demuestra que un ajuste ceñido no siempre es lo mejor. La modelo, que luciría genial en una bolsa de papel marrón, revitalizó la alfombra roja ese año con su nueva versión del corte clásico.

Vestidos de Oscar que cambiaron la alfombra roja

Nicole Kidman en Balenciaga (2007)
En los Premios de la Academia 2007, Nicole Kidman se arriesgó con este impresionante vestido bermellón de Nicolas Ghesquière para Balenciaga. Fanática del diseñador desde hace mucho tiempo, Kidman había usado Balenciaga para su boda con Keith Urban el año anterior. Los críticos aplaudieron el vestido halter de Kidman, que presentaba un lazo de felpa en la nuca que caía elegantemente en una cola. Es un movimiento atrevido vestirse de rojo en la alfombra roja, y solo un diseño especial seguirá siendo distintivo. Milagrosamente, este llamativo vestido no solo se destacó, fue el claro favorito en un mar de predecibles vestidos de temporada de premios.

Vestidos de Oscar que cambiaron la alfombra roja

Angelina Jolie en Versace (2012)
Vestido que se pone Angelina Jolie, vestido que se hace viral. Y eso es lo que ocurrió cuando pisó la Red Carpet de los Óscar en el año 2012, con un diseño muy elegante pero al mismo tiempo muy sexy de color negro, con escote halter, de Versace. No se sabe que es más icónico, si el vestido o la pierna de Angelina Jolie  Lo que si es cierto es que esta pieza marcó una época y ningún vestido en la alfombra roja volvió a ser igual.

Vestidos de Oscar que cambiaron la alfombra roja

Jennifer Lawrence en Dior (2013)
Uno de los vestidos más memorables de los últimos años fue el que usó Jennifer Lawrence para recibir su premio por su actuación en Silver Linings Playbook. El diseño, hecho por la casa Dior, tuvo un valor de 4 millones de dólares, fue considerado el vestido más caro de la afombra roja ese año , no solo la hacía ver como una princesa e incluso logró inspirar a muchas novias ese año, sino que también fue con el que tropezó al subir a recoger su premio; sin embargo la manera tan amena con la que tomó la situación, hizo marcar ese momento.

Vestidos de Oscar que cambiaron la alfombra roja

Lady Gaga en Alexander McQueen (2019)
La cantante protagonizó sobre el escenario uno de los momentos más intensos de la premiación en 2019 en el escenario junto a Bradley Cooper. Sin embargo, no fue lo único que robó la atención aquella noche, pues fue una de las más esperadas en la alfombra roja y no defraudó, al lucir un vestido muy al estilo Audrey Hepburn de Alexander McQueen coronando su look con el legendario diamante amarillo de Tiffany & Co, pero que no dejaba de lado la extravagancia que siempre la ha caracterizado de quien aquella noche se llevó el premio a Mejor Canción.

Vestidos de Oscar que cambiaron la alfombra roja

Todos estos vestidos fueron tan atrevidos, tan elegantes, tan comentados, tan sexys, tan buscados… que han entrado en la historia de la alfombra roja por méritos propios, al igual que las mujeres que los supieron lucir.