Mazda CX-30

Es tan claro el hecho de que todo el mundo quiere una SUV, que por ejemplo Mazda ofrece una gama en la que casi la mitad de sus modelos son SUV. Punto. La más…

por: Ricardo Cadena

21 julio, 2021

Mazda CX-30

Es tan claro el hecho de que todo el mundo quiere una SUV, que por ejemplo Mazda ofrece una gama en la que casi la mitad de sus modelos son SUV. Punto.

La más reciente de ellas es la CX-30, la cual no sólo se ve más deportiva que sus hermanas CX-3 y CX-5, sino que -como no puede ser de otro modo en un coche hecho por Mazda- el manejo se siente igualmente deportivo.

Mazda CX-30

Debajo de su capó puede llevar un motor de cuatro cilindros de 186 caballos y 186 libras-pie, que trabaja en conjunto con una caja automática de seis relaciones que baja la fuerza del motor al suelo por medio de las ruedas delanteras. 

Hablando de ruedas, la CX-30 calza unos neumáticos deportivos con rines de 18 pulgadas y sistema de frenos con discos en cada esquina. Por si se nos pasa la mano, los sistemas electrónicos de tracción y estabilidad están allí para cuidarnos.

Mazda CX-30

A partir de este punto quiero tomar una dirección distinta: en lugar de seguir hablando del motor, dinamismo y prestaciones, prefiero destacar otro tipo de atributos; por ejemplo, prácticamente la mayoría de los conductores de una CX-30 la usarán a diario en calles de la ciudad, carreteras, autopistas y sus combinaciones.

Así que quizá sea mucho más importante hablar del interior, que es sin duda un excelente lugar para estar, sin importar si nos tocan demasiadas horas de tráfico camino al aeropuerto, en la autopista en dirección a Cuernavaca o Acapulco, o simplemente durante un fin de semana en la ciudad.

Siendo honestos, es posible pasar más horas a la semana sentados dentro de un auto que en nuestro living room. En este sentido, es un gran plus contar con muy buenos acabados, ensambles y materiales, además de un buen espacio y un muy completo sistema de info-entretenimiento (compatible con Apple CarPlay). Así, es mucho más fácil tener una experiencia agradable a donde sea que vayamos.

Mazda CX-30

Dejando el tráfico atrás, me gustaría cerrar mencionado lo agradable que suele ser manejar éste o cualquier otro Mazda. Pienso que en verdad se trata de la marca generalista que más enfoca sus esfuerzos en que al volante la experiencia sea lo más dinámica posible, pero al mismo tiempo placentera. Todo esto, independientemente de si el conductor sea o no un as del volante.

Por ello me alegra mucho la idea de probar la versión turbo de CX-30, y me encantará aún más compartir dicha experiencia por acá.

L4, 2.5 litros

186 caballos

Desde $472,900

@JulianDurden de #Rin18