Los Juegos Olímpicos se pronuncian contra la “sexualización” de la mujer

Desde los tiros de las cámaras hasta los cambios en los uniformes de algunas deportistas, Tokio 2021 busca impulsar una nueva era

por: Victoria Martínez Enríquez

28 julio, 2021

Los Juegos Olímpicos se pronuncian contra la “sexualización” de la mujer

La mayor justa deportiva de verano no pudo quedar fuera de los cambios sociales que las mujeres impulsan desde diferentes trincheras, tal es así que algunas deportistas han decidido cambiar la silueta de sus uniformes.

Fuera de los Juegos Olímpicos, las jugadoras noruegas de handball de playa se presentaron en una contienda contra España para pelear por la medalla de bronce del torneo europeo. Tras su participación fueron multadas para pagar 177 dólares cada una (cerca de 3 mil 500 pesos), por usar short en vez de bikini.

Pese a que las jugadoras dijeron que el bikini era poco práctico, además de degradante, la Federación Noruega dijo que estaría dispuesta a pagar la multa, e incluso la cantante P!nk se sumó al tema y dio a conocer que estaría dispuesta a cubrir el importe.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Jemima Dury (@jemimadury)

Estrellas del atletismo, bádminton y tenis también se pronunciaron anteriormente respecto a que sus disciplinas no siempre necesitan atuendos tan diminutos y que incluso los hombres que compiten en los mismos terrenos no son obligados a aparecer con poca ropa.

En el caso específico de Tokio 2021, lo más llamativo hasta el momento es la decisión que tomaron las integrantes de la delegación alemana de gimnasia, quienes decidieron usar traje completo, de pantalón y manga larga, para participar en todas las categorías.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Kim Bui (@_kim.bui_)

La primera vez que lo portaron fue en abril pasado, en campeonatos en Suiza; sin embargo, ahora hicieron una votación interna y decidieron todas renunciar al maillot, que apenas cubría su cuerpo como un traje de baño, para usar este nuevo uniforme aprobado por la Federación Internacional.

Elisabeth Seitz, de 27 años y medallista de bronce en mundiales de gimnasia, aseguró que la decisión es porque “se trata de vestir lo que resulta cómodo, queremos demostrar que cada mujer decide qué ropa llevar. Esto no significa que no queramos seguir usando el maillot normal. Es una decisión que se toma día a día, en función de cómo nos sintamos y de lo que queramos”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Elisabeth Seitz (@seitzeli)

Por su parte, la Federación Alemana de Gimnasia justificó esta decisión de su equipo como “una declaración en contra de la sexualización”. Mientras que la gimnasta Sarah Voss, de dicho grupo, dio cuenta de que el uniforme corto se mueve durante los ejercicios, así que se trata de ser prácticos y buscar la comodidad.

Mientras tanto, el jefe de transmisión de los Juegos Olímpicos también dio a conocer que están trabajando en un máximo nivel en estándares televisivos, por lo que en la medida de lo posible eliminarán las imágenes hipersexualizadas de las deportistas.

“Atractivo deportivo, no atractivo sexual” es la meta de los responsables de las imágenes que se difunden en todo el mundo. “En nuestra cobertura no verán algunas cosas que hemos visto en el pasado, con detalles y planos cortos de partes del cuerpo”, explicó Yiannis Exarchos, director ejecutivo de Olympic Broadcasting Services (OBS).