Rommel Pacheco: En busca de la medalla olímpica

Por: Rodrigo Araiza P.   Como si no estuviera a días de competir en sus últimos Juegos Olímpicos, Rommel Pacheco maneja una tranquilidad asombrosa, platica de…

por: Elena Del Castillo

26 julio, 2021

Rommel Pacheco: En busca de la medalla olímpica

Por: Rodrigo Araiza P.

 

Como si no estuviera a días de competir en sus últimos Juegos Olímpicos, Rommel Pacheco maneja una tranquilidad asombrosa, platica de todos sus logros y sus metas sin presunción, simplemente quiere ser ejemplo de que los sueños se hacen realidad siempre y cuando dediques tiempo y esfuerzo.

Hace una semana Rommel cumplió 35 años, dice que es la edad perfecta para dejar el deporte de alto rendimiento, sin embargo, seguirá entrenando, tal vez no al mismo ritmo, pero sí para mantener un estado de salud óptimo.

El clavadista olímpico es más que eso, “11 años en el Ejército como teniente, empresario, todo eso que la gente desconoce, porque me ven en traje de baño tirándome un clavado”, replica Pacheco, quien no sólo se ha preparado en lo deportivo, sino en lo académico. “No voy a estar alejado nunca del deporte, de hecho pretendo estar dentro de la Comisión o presidir la Comisión del Deporte de la Cámara de Diputados, toda mi vida voy a hacer deporte”, apunta el de Mérida, Yucatán.

El campeón mundial de clavados se presentará en Tokio 2021 con la meta de traer una medalla y cerrar su ciclo con broche de oro, pero a su regreso ya tiene un cargo público que lo espera, el de diputado federal, una nueva faceta con la que busca un beneficio para todos los mexicanos.

“Cuando uno menciona política, ¿qué es lo que se le viene a la mente?, puras cosas negativas, feas, y en el momento en que te acercas quedas ligeramente salpicado de eso sin tener culpa de nada. El día de hoy, a pesar de que ni siquiera tomo el cargo ya se puede prestar a malinterpretaciones en cierto sentido; creo que tengo mis valores bien firmes y bien plantados, no se van a ir, es algo que el deporte, el Ejército y mi familia me han enseñado, y va a ser difícil que me pueda salir de ese camino”, cuenta Rommel sobre la mala reputación de la política mexicana.

Aunque todavía le falta ganar una medalla olímpica, Rommel está satisfecho con el trabajo realizado, sabe que ha dado lo mejor en cada entrenamiento para ser el mejor, así que al cierre de esta etapa como deportista no hay frustración ni pendientes, por el contrario, pasará a la historia como uno de los mejores clavadistas mexicanos. “Cuando inicié, justamente Fernando Platas estaba en Mérida; fue lo primero que vi de clavados, hubo un Grand Prix al que llegaron grandes clavadistas de esa época, me visualicé ahí, algún día compitiendo en Juegos Olímpicos, y con cada resultado, con cada medalla vas queriendo más y más. Ha sido un honor, un orgullo pertenecer a este deporte y a este grupo de deportistas élite de los clavados.

Rommel Pacheco: En busca de la medalla olímpica

“No hay una edad límite, es una decisión propia, el pasado 12 de julio cumplí 35 años, una edad buena para retirarme, y también a partir del 1 de septiembre tomo posesión como diputado, entonces quiero terminar mi carrera deportiva bien, darle la vuelta a la página y estar cien por ciento en la legislación. Lo único que deseo es disfrutarlo para hacer buenos clavados y pelear esa medalla”, añade Pacheco.

Es la cuarta vez que acudes a unos Juegos Olímpicos, ¿te despides de los clavados con esta participación?

Para todo el mundo este año ha sido diferente, de adaptación, de tratar de buscar el ánimo donde quiera que se encuentre, y en éstos que son mis cuartos y últimos Juegos Olímpicos estoy contento de estar participando. No encuentro un mejor escenario para decirle adiós a mi carrera deportiva, a los clavados, al deporte de México, que en los Juegos Olímpicos, el ser abanderado y con esas ganas y expectativas de estar peleando la medalla, cerrar con broche de oro y darle vuelta a la página.

¿Qué se siente ser el abanderado de la delegación mexicana?

Es un gran orgullo, de por sí representar a México en Juegos Olímpicos es un honor, un compromiso, llegar como abanderado es una satisfacción mayor; mucha gente me pregunta que si no estoy más nervioso, la verdad no, me da gusto, estoy agradecido de que me hayan nombrado, extrañaré cuando entre al estadio, supongo que no habrá gente. En los otros Juegos Olímpicos escuchabas el ruido de la gente cuando entrabas, en esta ocasión va a ser un poco distinto, pero sé que todo México va a estar viéndome, emocionados, felices, yo con la bandera, es un gran honor.

Ya sabes lo que es ser campeón del mundo, ¿obtener una medalla olímpica se ha convertido en una obsesión?

Obsesión no, pero sí un sueño, un objetivo, una meta que tengo fija y me gustaría culminar con ella. Si no consigo la medalla en estos Juegos Olímpicos no me voy a frustrar ni voy a estar enojado, lo he dado todo, la gente que me conoce sabe que en cada entrenamiento, en cada competencia, no hay algo que no haya hecho para darlo todo: si me ponen un clavado nuevo, lo hago; si me ponen 10, hago 20; no hay nada que me pueda reprochar que no hice para ser el mejor. Me voy con esa satisfacción, pero sí tengo una mentalidad competitiva y ganadora y voy a hacer todo para conseguir la medalla.

¿Podrías asegurar que los mexicanos tendrán medalla en clavados?

Hay muchas posibilidades de traer medallas, entre dos y tres, sobre todo en las pruebas sincronizadas, hay una mayor posibilidad, pero pues es lo bonito del deporte, que no sabes ciertamente cómo va a estar.

¿Qué pasa contigo antes de la competencia, puedes dormir, comer, qué sucede?

Un día antes entreno normal una sesión, después voy a masaje para estar relajado para el otro día, y en la tarde-noche me la paso viendo alguna película o serie. Trato de no pensar en la competencia, intento estar relajado y que sea lo más normal posible. Al día siguiente me paro temprano, desayuno, entreno, y después viene la competencia. Trato de dormir normal, 10 de la noche, si no me da sueño intento leer algo que no sea tan entretenido para quedarme dormido, escuchar música o meditar, pero por lo regular duermo bastante bien.

¿Tienes algún tipo de ritual antes de competir?

Entrenar mucho para tener confianza, ese es mi mayor ritual, pero algo en específico no, tengo mis audífonos y medio escucho música antes de pasar a la presentación, pero no tengo nada en específico.

Rommel Pacheco: En busca de la medalla olímpica

¿Qué es lo peor que te ha pasado en una competencia?

En los Juegos Olímpicos pasados, en la prueba de sincronizados, a medio clavado se prendieron los reflectores, Yahir cae pasado y levanta la mano; por reglamento debieron permitir que repitiéramos el clavado porque fue muy obvio y los jueces se dieron cuenta, pero México no estaba bien con la Federación Internacional por problemas que habían pasado y no nos dejaron repetir, fue triste.

¿De qué manera pueden llegar a afectar las cuestiones políticas, de presupuesto, apoyos, etcétera, a lo atletas?

Depende cómo lo manejes, todo lo externo sí te puede llegar a afectar, pero soy de las personas que cuando me paro en el trampolín hago todo eso a un lado y me enfoco en lo que se tiene que hacer.

¿Cómo calificarías el apoyo que se les da a los atletas mexicanos, tienen lo necesario para ser de alto rendimiento y destacar?

Muchas administraciones han pasado, ha habido buenas, regulares, no tan buenas, y pues soy más de los que se enfocan con lo que cuentas en este momento; faltarían más cosas, obviamente sí, hay países potencia como Estados Unidos, China, Alemania, Inglaterra que tienen mejores condiciones, pero cuando estás en un campeonato mundial no puedes estar pensando que te hizo falta algo, tienes que demostrar que eres el mejor con lo que hayas o no tenido. Hay mucho por hacer y eso me va a tocar una vez terminando mi carrera deportiva, voy a estar legislando por el deporte, la salud y la educación.

¿Por qué te interesaste por la política?

Desde niño tuve la inquietud, a mí me tocó abrir brecha, picar piedra, buscar apoyos, y conforme iba creciendo me iba dando cuenta que si a un niño, a un joven le das las herramientas necesarias para que pueda alcanzar sus sueños, para que pueda trabajar en la búsqueda y construcción de su camino hacia sus metas, es mucho más fácil.

¿Te gustaría ser Presidente de la República?

Es un paso muy grande, es paso a paso, como en el deporte, no llegas y te tiras cuatro vueltas y media desde la plataforma de 10 metros tu primer día, empiezas desde un metro y vas subiendo. Hoy para mí lo primordial es la medalla en Tokio y después de eso estar tres años en la Cámara de Diputados, que mis compañeros no vean al deporte como un gasto, sino como una inversión, porque año con año el presupuesto se reduce, que lo vean como una herramienta que ayuda tanto a la seguridad como a la salud.

Vas a tus últimos Juegos Olímpicos, recientemente te casaste, fuiste electo diputado federal, ¿estás en el mejor momento de tu vida? La verdad sí, estoy pleno, estoy feliz, enamorado, con proyectos, yendo a Juegos Olímpicos, diputado electo, la verdad es que las cosas se han alineado y todo ha sido por trabajo, por esfuerzo, creo que tú forjas tu camino y tu destino.

Rommel Pacheco: En busca de la medalla olímpica