SingleDefault

Estos monjes adoptaron a Fray Bigotón y su amistad es lo más tierno que verás hoy

Por: Paola Ortiz

/ miércoles 30 de enero de 2019

Fray Bigotón es un perrito súper tierno que vivía en las calles de Bolivia, y como todos los perros callejeros, su condición de vida no era nada favorable. Por suerte todo cambió para este peludito, cuando unos monjes franciscanos decidieron adoptarlo.

Fueron ellos quienes le pusieron por nombre Fray Bigotón, e incluso le confeccionaron un hábito similar al suyo con el que se ve mucho más tierno. Mira las fotos, te robará el corazón.

  

Gracias a los hermanos franciscanos, este hermoso Schnauzer ahora vive rodeado de amor en el monasterio de Cochabamba. “Su vida es jugar y correr. Aquí todos los hermanos lo quieren mucho. Es una criatura de Dios”.

Para los hermanos adoptar a Fray Bigotón fue de lo más normal del mundo, pues su fundador, San Francisco de Asís, se caracteriza por la nobleza y amor que mostraba hacia los animales y el medio ambiente.

“Si tan sólo todas las iglesias del país pudiesen adoptar un perro y cuidarlo como lo hacemos con Fray Bigotón, todo sería diferente.”

fray bigotón

Los monjes pudieron adoptar a este Schnauzer gracias a la ayuda de Proyecto Narices Frías, un grupo de personas que se encarga de buscarle hogar a los animalitos que viven en la calle. Ahora tanto ellos como los monjes se han convertido en un ejemplo a seguir, pues se preocupan por los animalitos y predican con el ejemplo.

fray bigotón

Conoce la versión digital de nuestra revista