No es un pájaro, no es un avión… ¡son el Tigre Toño®, Melvin® y Sam®!

Un recuerdo mágico, así es como tendremos en mente el espectáculo de drones que se ofreció anoche en el Centro Deportivo Cuauhtémoc. Gran sorpresa nos llevamos la…

por: Alexis Finkler

31 julio, 2021

No es un pájaro, no es un avión… ¡son el Tigre Toño®, Melvin® y Sam®!

Un recuerdo mágico, así es como tendremos en mente el espectáculo de drones que se ofreció anoche en el Centro Deportivo Cuauhtémoc.

Gran sorpresa nos llevamos la noche del 30 de julio en la zona centro de la Ciudad de México, cuando el cielo se iluminó de colores y formas, en un espectáculo que llegó como regalo de nuestros amigos de la infancia: el Tigre Toño®, Melvin® y Sam®.

No es un pájaro, no es un avión… ¡son el Tigre Toño®, Melvin® y Sam®!

La aventura, hecha para estar #SiempreCercadeTi, se logró gracias a la tecnología de los drones que trazaron un espectáculo lleno de luces, que en cuestión de minutos robó las miradas de quienes habitan la zona y abrieron sus ventanas, o quienes pasaban por el lugar.

Los amigos Kellogg’s® transmitieron además esta aventura vía redes sociales, donde puedes recrearla una y otra vez, sin importar en qué parte del país te encuentres. Síguelos en su Instagram @AmigosKelloggs y revive este gran evento. 

El espectáculo duró aproximadamente 20 minutos y fue una invitación a explorar y divertirse con estos personajes que nos han acompañado durante años.

No es un pájaro, no es un avión… ¡son el Tigre Toño®, Melvin® y Sam®!

“Queremos seguir construyendo momentos únicos, divertidos e inolvidables a tu lado de una forma diferente y esta vez el cielo es apenas el comienzo de todo lo que tenemos preparado para ti”, declaró el Tigre Toño® ante los fans atónitos.

Las aventuras de este felino iniciaron en 1952, y desde entonces es un embajador de buena voluntad de Kellogg´s® por su personalidad amable, cordial, disciplinada, energética y determinada, sin duda alguien que ayuda e inspira, no sólo a la aventura y el deporte, sino a la autoconfianza. 

En el show de drones también estuvo presente Melvin®, el elefante que nació en 1959 en Chocombo, una isla de África famosa por los ríos de Chocoleche. Este paquidermo se mudó a México desde pequeño y aquí cursó todos sus grados, hasta sus clases de robótica, patinaje y baile. Sin duda es el más sociable, extrovertido e ingenioso. 

Y si se trataba de surcar por los aires, no podía faltar Sam, el tucán de colores que le encanta convivir con los niños, a quienes llama sobrinos y reta a ser inteligentes y optimistas.

Estos tres queridos amigos de la infancia de muchas generaciones seguirán haciendo de las suyas, así que no te olvides de seguir la página de Facebook @KelloggsMexico y su nuevo Instagram @AmigosKelloggs para enterarte de las próximas aventuras.