× NOTICIAS DESTACADAS MODA BELLEZA ESTILO DE VIDA RECOMENDACIONES EDICIÓN DIGITAL MOTOR

Los vestidos más icónicos del cine que te harán soñar

por: Claudia Reyes Perez

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Hay vestidos que marcan historias. La tuya, la de tu amiga, conocida, la de cualquiera de nosotros. Hay prendas que marcan un tiempo de la vida, que fijan momentos memorables y los hacen aún más especiales, emotivos y románticos… diseños que nos han hecho soñar, que hemos querido poder lucir o que nos hacen recordar aquella escena de aquella película que tanto nos encanta. Te dejamos la lista de los vestidos más icónicos del cine que definitivamente te harán soñar.

PELÍCULA : Gentlemen Prefer Blondes / 1953

Marilyn Monroe

El espectacular vestido rosa que usó Marilyn Monroe al cantar ‘Diamonds Are a Girl’s Best Friend’ en Gentlemen Prefer Blondes de 1953 se ha grabado en nuestra memoria colectiva. El diseñador de vestuario de Hollywood William Travilla había diseñado originalmente un disfraz de corista extravagante para que Monroe lo usara en esta escena, pero debido a la controversia que rodeaba a la actriz en ese momento, el estudio solicitó que su traje mostrara menos piel. El resultado final fue la creación de un vestido strapless rosa de seda, usada con guantes rosas a juego y unos espectaculares diamantes. Travilla pasó a diseñar el vestuario de ocho de las películas de la estrella, desde The Seven Year Itch y How to Marry a Millionaire hasta Bus Stop.

PELÍCULA: Sabrina / 1954

Audrey Hepburn

No es ningún secreto que todos adoran a Audrey Hepburn. Ella ha sido una enorme fuente de inspiración para millones de diseñadores a lo largo de los años. Muchos de sus conjuntos cinematográficos se volvieron icónicos, y este vestido atemporal no es una ninguna excepción.

Hepburn interpretó a la hija de un chofer en la película Sabrina de Billy Wilder de 1954. Sabrina, sencilla e ingenua, regresa de París como una mujer sofisticada y encantadora y se lleva los corazones de los ricos hermanos Larrabee. Cuando los dos caballeros, interpretados por Humphrey Bogart y William Holden, ven a Sabrina a su regreso, ella lleva este vestido de fiesta strapless bordado con falda amplia. Los hermanos Larrabee están enganchados, y nosotros también. A Edith Head, se le atribuye el diseño del vestuario de Hepburn y recibió un Premio de la Academia al Mejor Diseño de Vestuario. Sin embargo, se rumoreaba que Hubert de Givenchy era el responsable de esta creación en particular, que fue elegida personalmente por Hepburn.

PELÍCULA :  To Catch a Thief / 1955

Grace Kelly

Atrapar a un ladrón debe ser una de las películas más elegantes de la historia de Hollywood. El misterio romántico de Alfred Hitchcock muestra a Grace Kelly con diez disfraces, cada uno más hermoso que el anterior. Mi favorito, sin embargo, es este vestido azul drapeado y fluido de Edith Head. El vestido, inspirado en el New Look de Dior, presenta una falda fruncida y franjas de gasa abigarradas, y se usó con un bolso de mano a juego, zapatos  blancos de punta abierta y una estola azul flotante. ¿Un poco extravagante? Head lo diseñó de esa manera, acorde con la rica, elegante y vanidosa Frances . Al principio, Frances actúa con frialdad hacia John Robie que es interpretado por  Cary Grant, de ahí surge la idea del color azul frío, pero sus modales (y su guardarropa) se vuelven más cálidos cuando los dos se conectan. Creo que pude haber visto “Para atrapar a un ladrón” cientos de veces; aún así, nunca me canso de mirar este hermoso vestido.

PELÍCULA: Cleopatra / 1963

Elizabeth Taylor

Al contemplar a Elizabeth Taylor en la película Cleopatra de 1963 de Joseph Leo Mankiewicz, es fácil ver por qué fue considerada una de las mujeres más bellas del mundo. La película épica vio a Taylor ponerse un vestido dorado del diseñador de vestuario Renié Conley, completo con un tocado de oro, joyas y una capa de 24 quilates, diseñada para parecerse a las alas de un fénix, la intrincada capa se ensambló a partir de tiras de cuero pintado en oro y se adornó con miles de cuentas y lentejuelas. El abundante diseño le otorgó a Conley el Premio de la Academia de 1963 al Mejor Diseño de Vestuario y se vendió en una subasta por casi sesenta mil dólares en 2012.

PELÍCULA : How to Lose a Guy in 10 Days/ 2003

Kate Hudson

Una memorable escena de la clásica comedia romántica “Cómo perder a un hombre en 10 días” muestra a Matthew McConaughey como Ben bombardeando a Andie (Kate Hudson) con una interpretación a todo volumen de «You’re So Vain» de Carly Simon. Aunque la confrontación en sí es chistosa, Andie luce espectacular con este vestido de seda amarillo canario con un escote revelador y una espalda pronunciada.

La diseñadora nacida en Alemania y con sede en Beverly Hills, Dina Bar-El, soñó con el impresionante vestido largo hasta el suelo, inspirado en el colgante de diamantes amarillos de 84 quilates de Andie. Según los informes, el collar valía más de cinco millones de dólares, sorprendentemente no logró opacar el vestido.

PELÍCULA: Breakfast at Tiffany’s/ 1961

Audrey Hepburn

No puedes pasear por Tiffany’s en la Quinta Avenida sin pensar en la escena icónica en la que Audrey Hepburn como Holly Golightly se detiene en la calle para mirar el escaparate con su café y pasteles, vistiendo un little black dress absolutamente majestuoso. El vestido, adornado con guantes de seda, un porta cigarros de 30 cm de largo y un collar de perlas y  un distintivo escote en la espalda y con un corpiño ajustado. El vestido que usó Hepburn en la película fue uno de los varios dirigidos para Paramount. Rediseñado por la maestra de vestuario de Hollywood Edith Head, el vestido final se basó en una creación de Hubert de Givenchy. De todos los vestidos icónicos de Hepburn, este se lleva los aplausos. Ha resonado entre las mujeres durante más de cincuenta años y seguirá haciéndolo durante muchos años más.

PELÍCULA : Pretty Woman / 1990

Julia Roberts

Julia Roberts hace  el papel de Vivian, una prostituta escasamente vestida con un corazón de oro a la cual se transforma en  una elegante dama de sociedad con este drapeado vestido que deja al descubierto los hombros. Vivian es el centro de atención en el vestido mientras pasea por el lujoso vestíbulo del hotel con Edward de Richard Gere. Creado por la diseñadora de vestuario Marilyn Vance en 1990, es posible que el vestido nunca haya llegado a la pantalla. El estudio originalmente quería un vestido de fiesta negro, pero el diseñador los convenció de que un vestido rojo llamativo era más adecuado para el carácter atrevido de Vivian. El collar que usó Roberts (presentado en esa familiar escena improvisada en la que Edward chasquea juguetonamente los dedos de Vivian con la tapa del joyero) en realidad costó 250.000 dólares.

 

PELÍCULA Rear Window/ 1954

Grace Kelly

En 1954, Alfred Hitchcock reclutó a Edith Head para diseñar el vestuario de Grace Kelly, quien interpretó a una elegante socialité en su película Rear Window. El informe Renié Conley fue que Kelly «parece una pieza de porcelana de Dresde, casi intocable». El resultado fue este inmortal vestido blanco y negro con corpiño ajustado, amplio escote y mangas cortas. La falda de tul en capas, presentaba ramos de spray bordados en la cintura y se usaba con un abrigo de gasa, guantes de seda blanca, un collar y aretes de perlas. El escote en forma de V se mantuvo simple para enmarcar el rostro de Kelly en la famosa escena del beso.

PELÍCULA: Arabesque / 1966

Sophia Loren

Gregory Peck y Sophia Loren crearon una combinación de lo más glamorosa en la película “Arabesque” . En una escena del thriller, el personaje de Loren,  Yasmin, descansa en su tocador con un vestido de gasa rosa champán con tres cuartos de manga y volantes escalonados. Diseñado por Marc Bohan para Christian Dior, el vestido aparece en la escena de los zapatos, en la que el villano de la película baña a la amante exótica con tacones altos y lanza amenazas. Este fue el único momento memorable de la moda en la película. Los suntuosos vestuarios de Loren valían casi cincuenta mil dólares, hicieron que Arabesque  fuera nominada a un BAFTA al mejor diseño de vestuario. En cualquier otra actriz, el vestido rosa podría haber sido empalagoso, pero con curvas en las que Loren resultaba peligrosamente seductora.

PELÍCULA :The Seven Year Itch/ 1955

Marilyn Monroe

¿El vestido hace a la mujer o la mujer hace el vestido? Este es seguramente un ejemplo de esta frase , aunque el crédito se debe al diseñador de vestuario William Travilla, quien creó el legendario revelador vestido blanco que usó Marilyn Monroe en “The Seven Year Itch”. ¿Quién no conoce esa imagen clásica de Monroe de pie sobre la rejilla del metro mientras su vestido de marfil plisado ondea alrededor de sus piernas? El corpiño de estilo halter y el escote pronunciado estuvieron muy de moda durante las décadas de 1950 y 1960. Sin embargo, se dice que el esposo de Monroe en ese momento, Joe DiMaggio, odiaba el vestido.

Nadie pone en duda  que el vestuario de una película es una parte fundamental de la misma, pues se encarga de trasladarnos a la época en la que se ambienta y nos da una idea del modo de vida de la sociedad que recrea. Más allá de esa función, debemos reconocer que hay vestidos que han pasado a la historia por su elegancia, atrevimiento y, por supuesto, por el saber llevarlos de las actrices que los lucían.

 

0 respuestas a «Los vestidos más icónicos del cine que te harán soñar»

Podría interesarte

Leer más de