Los cuatro puntos más “calientes” del cuerpo para usar el perfume

Para que una fragancia dure más, lo principal es la calidad del elixir en el frasco, aunque también debes conocer cómo y dónde aplicarlo

por: Victoria Martínez Enríquez

10 julio, 2021

Los cuatro puntos más “calientes” del cuerpo para usar el perfume

Seguro puede llevarte tres segundos recordar el nombre de esas personas a las que siempre que te acercas tienen una deliciosa aroma. Sin duda, las fragancias se guardan en nuestra memoria y nos describen la personalidad de quien las porta, así que saber elegir tu frasco favorito es tan importante como aplicarlo de manera correcta.

Seguro has escuchado que no debes colocarlo sobre la ropa, que debes crear una especie de cortina de rocío por la cual debes pasar, que tus frascos deben estar en un lugar a la sombra y que no debes frotarte una vez que lo hayas colocado, pero hoy te recordamos los cuatro puntos “calientes” donde debes, sí o sí, aplicarlo.

EL CUELLO

Les llamamos puntos calientes porque justamente es donde tu temperatura corporal es mayor, lo cual permite que la fragancia actúe mejor y permanezca por más tiempo. Procura colocar una pequeña porción en cada costado de tu nuca, eso te dará mejor resultado.

LAS MUÑECAS

Tal vez es el primer lugar que pensaste, es incluso donde te pruebas las fragancias. Como tip extra podemos recordarte que la fragancia debe actuar por sí sola, así que no es adecuado rociar una extremidad y frotarla con la otra, sino darle a cada una su espacio.

EL ANTEBRAZO

Así como lo lees, tus brazos están en constante movimiento y, por ende, hacen que tu aroma se disperse. Aquí es también donde tu temperatura corporal siempre es alta, así que se fijará la fragancia de manera adecuada.

EL EXTRA

Dependiendo de tu atuendo y de la manera en que quieras experimentar tu nueva rutina de aplicación de una fragancia, hay otros dos puntos “calientes” que debes tomar en cuenta: el escote y, si es que llevarás falda o estarás en un lugar muy cálido, detrás de las rodillas.

Arriésgate a probar estos trucos, verás que tu aroma se volverá tu sello.