Estilo DF Vanessa Huppenkothen

BRILLA POR SU TALENTO. LA CONDUCTORA DEJA ATRÁS LA ETAPA EN QUE NECESITABA VERSE SEXY PARA DESTACAR. Tras 11 años de trayectoria como conductora de deportes,…

por: Rodrigo Araiza

2 julio, 2018

Estilo DF Vanessa Huppenkothen

BRILLA POR SU TALENTO.

LA CONDUCTORA DEJA ATRÁS LA ETAPA EN QUE NECESITABA VERSE SEXY PARA DESTACAR.

Tras 11 años de trayectoria como conductora de deportes, Vanessa Huppenkothen ha demostrado que nada ni nadie la detiene. Como presentadora de ESPN ha experimentado otras facetas de su profesión que le han permitido crecer de manera excepcional, esto después de haber permanecido durante más de una década en la misma empresa. Desde su infancia estuvo rodeada por los deportes que practicaba su familia: futbol, tenis y futbol americano, sin embargo, ella optó por el atletismo y patinaje sobre hielo, además de clases de ballet. Nunca imaginó que años más tarde se adentraría en todo un abanico deportivo, pero a través del periodismo, y es que aunque eso no fue para lo que se preparó (ella estudió Relaciones Internacionales), el destino la condujo hasta la cobertura de los eventos más grandes del mundo del deporte. Ahora mismo se encuentra en Rusia atestiguando los detalles del Mundial de Futbol, justa en la cual está al ciento por ciento con la Selección Mexicana a pesar de tener raíces germanas. Además, declara: “Soy muy fan del Pachuca, mis abuelos llegaron ahí después de la Segunda Guerra Mundial”. Es decir, su corazón es mexicano.

 

¿Siempre te gustaron los deportes?

Sí, siempre me agradaron, pero la tele no me encantaba, no era mi meta. Mi papá fue futbolista, y me metieron muy chiquita a hacer deportes; mi hermano jugó tenis semiprofesional; otro hermano futbol americano semiprofesional también, así que los deportes siempre fueron parte de mi vida.

 

¿Practicabas deporte desde pequeña?

Desde chiquitita, de hecho el otro día encontré unas fotos de cuando era niña y hacía atletismo, aunque mi mamá también me metió a ballet y patinaje sobre hielo. Pero estudiaste algo totalmente distinto a los deportes… Sí, estudié Relaciones Internacionales, nada que ver.

 

¿Cómo llegaste hasta donde te encuentras ahora?

Mi mamá me inscribió a Nuestra Belleza, y de ahí partió todo porque yo estaba estudiando, era súper ñoña, me había ido a Berlín a hacer mis prácticas profesionales en la embajada de México. Y de repente, cuando regresé, mi vida dio un giro; llegué a la concentración de Nuestra Belleza y todas las niñas súper arregladas y yo de cara lavada, no tenía ni idea de cómo funcionaba eso.

 

«Sí, en el ámbito deportivo hay más mujeres, y la mentalidad del hombre ha cambiado en ese sentido, pero todavía es complicado quitarte el estereotipo de una mujer guapa. A mí me costó nueve años hacerlo”

 

Cuando estuviste en Alemania, ¿pensaste en quedarte y ya no regresar a México?

Pensé en quedarme porque conocí a un griego, pensaba en estudiar griego e irme a vivir a Grecia y acabar mi carrera, pero no fue el caso.

 

Actualmente las mujeres ocupan lugares importantes en todos los ámbitos del deporte, ¿cómo has visto este avance a través de los años?

Sí, en el ámbito deportivo hay más mujeres, y la mentalidad del hombre ha cambiado en ese sentido, pero todavía es complicado quitarte el estereotipo de una mujer guapa. A mí me costó nueve años hacerlo. Mi permanencia en Televisa fue un arma de dos filos porque, por un lado, hacía cosas que no me justificaban en mi trabajo y, por otro, me encantaban los deportes. En este momento estoy en un lugar donde presento un noticiero todas las noches, y mi vida en ese sentido dio un giro. He conseguido cosas muy buenas en donde estoy ahora, he hecho coberturas importantes, he conocido a gente sumamente interesante, y mi vida dio un giro de 180 grados; estoy muy feliz.

 

¿Cómo te preparas para tu profesión?

Fueron nueve años en Televisa y dos ahora en ESPN; no es tan fácil, el deporte va cambiando todos los días, a diario hay un marcador nuevo, se rompen récords, todos los días hay nuevos jugadores, nuevos atletas a quienes seguir, entonces es una preparación diaria y constante.

 

«El Mundial de Brasil me marcó, a partir de ahí mi vida cambió; estaba en un partido y la FIFA tuiteó una foto donde aparezco, y de repente te vuelves como un referente en todo el mundo, no me lo esperaba”

 

¿Te consideras autodidacta?

Sí, porque la información está muy a la mano, pero siempre necesitas de gente que te ayude y te guíe, y en ese sentido mis compañeros han sido muy pacientes y abiertos conmigo.

 

¿Cuáles son tus coberturas más memorables?

El Mundial de Brasil me marcó, a partir de ahí mi vida cambió;

estaba en un partido y la FIFA tuiteó una foto donde aparezco, y de repente te vuelves como un referente en todo el mundo, no me lo esperaba. En octubre, en Suiza tuve la oportunidad de hacer el sorteo de la UEFA para el Mundial, eso ha marcado mi carrera como profesional. También cubrir los Laureus Awards en Mónaco y conocer a Fabian Cancellara, por ejemplo, quien me deseó buena suerte en mi Iron Man; Boris Becker, quien es un referente en el tenis; Carles Puyol, Michael Phelps, Usain Bolt, Nadia Comaneci y Nico Rosberg, poderlos entrevistar y que te cuenten de sus vidas es muy gratificante.

 

¿Has hecho conciencia de todo lo que has logrado?

Como que en el momento no te das cuenta; creo que lo asimilas cuando terminas la cobertura y ves lo que lograste, ahí es cuando dices: ¡Órale!

 

¿Cómo lidias con los acosos?

Me pasó en la final de la Champions el año pasado en Cardiff. Estaba haciendo un enlace en vivo y llegó un tipo a darme un beso. Es triste que no respeten tu trabajo, porque estás trabajando, no te estás divirtiendo. Trato de darme mi lugar, la ropa provocativa ya no es parte de mi persona; en un principio lo fue porque así se me pedía, pero conforme pasa el tiempo prefieres que tu trabajo hable por ti.

 

¿A quiénes les ves posibilidades de coronarse?

Quizás España; Francia se me hace un equipazo, y Bélgica podría ser el caballo negro.

 

¿Qué deportes sigues como aficionada?

El tenis, me encanta.

 

¿Cuáles son las entrevistas más importantes que has hecho?

La de Claudio Ranieri, porque fue su última entrevista antes de que saliera del Leicester; me platicó de cómo mentalizaba al equipo. Las de Usain Bolt y Michael Phelps, también.

 

¿Hubo alguno que te decepcionara?

Hay una frase muy interesante que dice: “Nunca conozcas a tus héroes”, y sí, hay gente que te desilusiona; ves su actitud, te lo imaginas de una manera y resulta que es lo contrario, pero prefiero no mencionarlos.

 

Somos exportadores de buenos deportistas, ¿qué le hace falta al país para que seamos potencia en territorio propio?

El apoyo a los niños; las visorías son muy importantes, ver quién tiene aptitudes y darles apoyo, eso es fundamental. Aquí ganas una medalla y qué haces de tu vida después, es complicado, hay que darle continuidad a la gente que está en el deporte.

 

¿Hay en México una infraestructura para apoyar a los deportistas?

Las quejas son constantes, creo que hay una mafia dentro del mundo deportivo, los atletas lo saben y a veces se callan porque en ese momento tienen apoyo, pero existe esa mafia y se tiene que terminar. El deporte siempre te aleja de los vicios, de una vida de libertinaje y te incentiva a tener una sociedad más sana, así que el apoyo al deporte es muy importante.