boxBannerCont.php

Estilo DF Martha Higareda

Por: Mario Cabrera

/ Lunes 12 de marzo de 2018

Un futuro brillante.

 

PARA LA ACTRIZ, ALTERED CARBON SIGNIFICA UN PARTEAGUAS EN SU CARRERA, Y LO QUE VIENE SE VISLUMBRA PROMISORIO.

Sólo han transcurrido un par de horas desde que amaneció en la Ciudad de México y Martha Higareda baja de la suite en la que se hospeda en Paseo de la Reforma luciendo impecable y derrochando glamour. Aunque parece haber elegido su outfit especialmente para no pasar inadvertida, es su singular sonrisa la que demanda atención y pide ser retribuida de similar forma por quien sea que se cruce en su camino. Con entusiasmo, Martha va preguntando el nombre de cada una de las personas que recién acaba de conocer, haciendo imperceptible el justificado cansancio que debe de acumular tras haber descendido, una noche antes, de un avión procedente de la capital de Corea del Sur, donde promociona su más reciente proyecto. “¿Que por qué tan emocionada?, pues por Altered Carbon”, responde ipso facto para que sus facciones vuelvan a dejar al descubierto su apabullante belleza y el orgullo que le produce protagonizar la nueva serie de Netflix. La efervescencia no es para menos, pues admite que, si bien puede presumir múltiples satisfacciones a lo largo de su carrera profesional, un inquietante anhelo por incursionar en la ciencia ficción (uno de los géneros que más le apasionan) persistía en ella. Ahora, con la oportunidad que le brindó la popular plataforma de streaming, la actriz ha cumplido uno de sus sueños y ha dejado en claro que está lista para afrontar cualquier desafío que se le presente, aunque eso signifique llevarla al extremo, como sucedió en esta ocasión. En entrevista con EstiloDF, Martha ofrece detalles sobre la compleja preparación que experimentó para interpretar a la intrépida agente Kristin Ortega y la relevancia del que considera el proyecto más importante de su vida hasta la fecha.

 

¿De qué va el argumento de esta nueva serie y qué papel juega tu personaje en la historia?

La serie está situada en un futuro lejano en el que la humanidad, que ha vivido grandes avances tecnológicos, ha conseguido depositar la conciencia humana en un chip. Todo el conocimiento, los recuerdos y la esencia de nuestro ser, eso que llamamos alma, se ha digitalizado en esta pequeña estructura que puede ser trasplantada de un cuerpo a otro sin mayor problema, dándole la oportunidad a los hombres, al menos a los más ricos, de evitar la muerte. Con todo este contexto, existe un hombre que se llama Laurens Bancroft (James Purefoy), un poderoso multimillonario que aparentemente se suicidó, pero no recuerda nada al respecto, por lo que contrata a Takeshi Kovacs (Joel Kinnaman) para investigar lo que él considera un asesinato. A mí me toca darle vida a Kristin Ortega, la policía encargada de todo este caso y un personaje que juega un papel muy importante en el desarrollo de la trama, sobre todo porque existen muchos cabos sueltos que vuelven muy compleja la historia.

 

¿Cómo describes a Kristin Ortega?

Si tuviera que definir a Ortega sería como una mujer muy fuerte. Cuando me reuní con Laeta Kalogridis (creadora, guionista y productora de la serie), fue muy clara al decirme que quería alejarse, a como diera lugar, del cliché de la típica latina tomboy (una forma de referirse a las mujeres que adoptan el rol masculino tanto en su apariencia como en su forma de ser). Ella quiso darle vida a una mujer que fuera fuerte ante las adversidades, pero lo suficientemente humana para ser cercana a su familia y saberse vulnerable. Entonces me parece que es un personaje que se siente bastante real, a pesar de tratarse de un proyecto de ciencia ficción.

 

La serie está plagada de acción, ¿cuéntanos a qué retos te enfrentaste?

Fue una preparación sumamente ardua que me llevó a entrenar durante horas casi todos los días de la semana, y a aprender técnicas de combate escénico con quienes estuvieron encargados de hacer las secuencias de acción de Matrix y Wolverine. Hice karate, jiu-jitsu y demás artes marciales, pero mi personaje tiene la particularidad de usar mucho los puños, por lo que me vi obligada a practicar mucho box, tanto que había veces en las que reanudaba mi entrenamiento después de comer.

 

¿Fue complicado enfrentarte a estos desafíos?

Había bailado durante muchos años y pensé que esto me ayudaría a enfrentar este desafío físico de buena forma; sin embargo, la danza es mucho más estética y lo que aquí queríamos era que Ortega tuviera un estilo de pelea mucho más callejero, así que fue un tanto complicado al principio. Pero creo que sólo fue durante ese proceso de adaptación, porque una vez que comenzamos a grabar, disfruté mucho toda la experiencia.

 

¿Qué tan complejo fue el ejercicio de adentrarse en la piel de una mujer que vive en un futuro tan lejano?

Lo que más me gusta de Altered Carbon es que, a pesar de su argumento, existen muchos elementos reconocibles del tiempo en el que vivimos. Por ejemplo, mi personaje es una mujer fuerte y tenaz, justo como cualquier integrante de una familia mexicana, donde se nos enseñan estas cualidades desde muy pequeñas y a que la que manda en la casa es la mamá, jajaja. Asimismo, otra de las cosas que notaba es que al momento de empezar a grabar, meternos a este mundo tan dispar no era tan complicado; aquí existen diferencias abismales entre pobres y ricos, pero así las hay lamentablemente también en nuestro país, por lo que no se me hacía difícil imaginar un lugar así.

 

Se te nota muy entusiasmada con la idea de formar parte de un proyecto de ciencia ficción, ¿a qué se debe?

Aunque muchos no lo sepan, la verdad es que soy fanática de la ciencia ficción desde que era muy pequeña. Vi Alien por primera vez cuando tenía seis años en el cuarto de mis papás, a escondidas y de noche, y quedé fascinada con ella. Después empecé a tomarle el gusto a otras películas que iban más acorde con mi edad; sin embargo, el gusto por este tipo de historias jamás desapareció. Todas las veces que me entero que va a salir algo de ciencia ficción, ya sea en el cine o en la televisión, lo quiero ver.

 

¿Sientes que es el momento adecuado para enrolarte en este tipo de proyectos?

Recuerdo que antes pensaba cosas como: “Me encantaría aparecer en una película ambientada en otros mundos, o en la que tenga que manejar un coche volador”, por ejemplo, pero todo quedaba hasta ahí. No obstante, hace unos dos o tres años, cuando afortunadamente mi carrera aquí en México se encontraba muy sólida y me daba el lujo de poder echar a andar mis propios proyectos, llegó un momento en el que me dije: “Ahora sí, es tiempo de buscar lo que realmente quiero, estoy preparada para desempeñarme en inglés, y considero tener la madurez física y emocional necesaria para interpretar este tipo de personajes”. Así que fue entonces que comencé a buscarlos.

 

Eres más conocida por tu faceta en la industria cinematográfica, ¿qué tanto comulgas con las series?

Es de los formatos que más disfruto en la actualidad. Confieso que soy la clase de persona que empieza a ver una serie y no se va a la cama hasta que la acaba, aunque eso suceda a las cinco de la mañana, jajaja; así que formar parte de un proyecto tan importante como éste, es irreal.

 

Sin duda, las series se han convertido en el formato dominante en la actualidad, entonces, con una oferta tan extensa ¿qué hace única a Altered Carbon ?

Me parece que, a pesar de que puede haber muchas series de todo tipo, no hay nada como Altered Carbon en televisión. Y es que si bien hay grandes series como Game of Thrones, con su toque medieval, o Stranger Things, con esa mezcla tan especial que nos recuerda a E.T. o a los Goonies, el universo que propone Altered Carbon, donde se mezclan oscuridad, acción, sensualidad, una imagen ciberpunk y ese toque de cine noir, la hace única. La serie plantea un universo futurista en el que infinidad de culturas y etnias convergen, por ello no es de sorprender la presencia de talento proveniente de todo el mundo, ¿cómo fue colaborar con un equipo de trabajo tan diverso? Es fascinante que esa diversidad no sólo se ve en pantalla, ya que también está latente en escritores, directores y demás artistas y colaboradores. A mí se me dio la encomienda de hacer lo que me correspondía, que en este caso es actuar, así que no hubo mayor problema al momento de hacer escenas en inglés y usar frases en español, pues eso otorgaba la sensación de realismo que se busca en este mundo tan inclusivo. La serie fue rodada en Vancouver durante ocho meses, tiempo que disfruté mucho, pero también se me hizo una eternidad porque no podía decirle a nadie lo que estaba viviendo, jajaja.

 

¿Cómo fue que te sumaste a esta producción?

Estaba por ir a México para filmar la película 3 idiotas cuando me hablaron para que realizara una audición en video. Durante los dos meses siguientes no recibí noticias, hasta que un día la directora de casting me llamó por teléfono para simplemente conocerme un poco mejor. Después de eso me dijo que quería que acudiera a una prueba con Joel Kinnaman (coprotagonista de la serie) “para ver si hay química entre ustedes”. Enseguida me metí a Google para saber de él, y cuál fue mi sorpresa al ver que era demasiado alto en comparación mía, jajaja. El día de la sesión me llevé los tacones más altos que tenía, jajaja, y di lo mejor de mí. Realmente no puedo decir con exactitud qué pasó ahí adentro de la sesión cuando nos dijeron que hiciéramos algunas escenas juntos, pero lo que sí puedo decir es que salí de ahí con la sensación de que algo mágico había sucedido. Pasaron algunas semanas después y recibí la llamada en la que me decían que me había quedado. Casi lloré de felicidad porque verdaderamente se trataba de algo que había estado buscando durante mucho tiempo.

 

“Me parece que, a pesar de que puede haber muchas series de todo tipo, no hay nada como Altered Carbon en televisión”

 

Con todo lo que implica sumarse a la compañía que hoy por hoy brinda mayor exposición mediática a nivel mundial, ¿será prudente decir que se trata del proyecto más importante de tu vida profesional?

Hasta este momento, sí lo creo. Me parece que en mi carrera han existido diferentes proyectos que se han convertido en parteaguas: Amar te duele, que significó mi debut en el cine; Cásese quien pueda, una película que me trajo muchas satisfacciones; No Manches Frida, en la que tuve oportunidad de conocer a Omar Chaparro, con quien entablé una gran amistad, y Altered Carbon, que para mí es la culminación de mucho esfuerzo, sacrificio y muchos años también de soñar.

 

¿A qué te refieres con esto último?

A que me parece que como actor, lidias mucho con que la gente te diga que “no”; puedes ir a varias entrevistas de trabajo y audiciones en las que con seguridad la mayor respuesta será un “no”, algo que no depende de ti. Por eso es que comulgo con la filosofía de que debo dar mi máximo para ganarme ese “sí”, pensando positivamente y, por qué no, hasta soñando con él.

 

CUESTIÓN DE ESTILO

Series favoritas: “Stranger Things y Altered Carbon ”

Platillo favorito: “El pay de nuez que hace mi hermana”

Tu estilo: “Relajado chic”

Un básico: “Una chamarra de piel”

Conoce la versión digital de nuestra revista

Portada-Web-Silvia-Navarro
Portada-Web-Paty-&-Karol-G
Portada-Web-Lele-Pons
Portada-Web-Christian-Chávez